Home»Estrategias de Marketing»Claves en una estrategia de Retail Marketing

Claves en una estrategia de Retail Marketing

0
Shares
Pinterest Google+

La estrategia de Retail Marketing busca crear un vínculo con el cliente y hace que se sienta satisfecho en el proceso de compra.

En una estrategia de marketing para un comercio es muy importante describir quiénes son los clientes y cómo nos comunicaremos con ellos para presentar los productos y servicios que ofrecemos. El Retail Marketing trata de crear estrategias tanto a largo como a corto plazo que consigan que nuestros clientes se sientan satisfechos y logremos su fidelización.

En nuestra estrategia de Retail Marketing debemos incluir la siguiente información para construir un mapa de valor con el cliente:

Definir quiénes son mis clientes

 Nuestro nicho de mercado debe ser muy específico. Cuanto más heterogéneo sea nuestro público, más difícil va a ser llegar de forma óptima a todo el abanico de clientes.

Por ejemplo, llegar a un grupo demográfico de personas entre 25 y 75 años es más complejo que si focalizamos nuestro público objetivo en clientes que tengan entre 25 y 40 años. Las generaciones compran de forma distinta y obtienen la información por canales diferentes. Por lo que será demasiado costoso alcanzarlos a todos.

Lo idóneo es enfocarse en un grupo demográfico más estrecho y luego expandirlo a medida que crece nuestro comercio. Por ello, para definir quiénes son nuestros clientes nos debemos hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué grupos de consumidores comprarían en mi tienda?
  • ¿Son nativos digitales y están conectados?
  • ¿Están interesados ​​en el medio ambiente? ¿Qué revistas leen? ¿Cómo pasan su tiempo? En definitiva, ¿cuáles son sus gustos?

Hay que conocer el “estilo de vida” de nuestros clientes para adecuar nuestra oferta a sus necesidades.

Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a saber qué tipos de eventos planificar en tu tienda. Te damos algunas ideas dependiendo de la tipología de clientes que compra en tu comercio:

Si tienes clientes con un rango de edad avanzado, por ejemplo, ofrecer una evaluación de salud gratuita en la tienda sería un gran atractivo. Por otro lado, si tuvieras Millennials, tener Wi-Fi gratis generaría un plus en nuestro comercio. Si tus clientes tienen una mentalidad social fuerte, ofrecerles que desde tu comercio pueden hacer adopciones de mascotas les atraería de forma muy positiva.

¿Cómo llegar a los clientes?

 Una vez hayamos definido bien el perfil de nuestros clientes, tenemos que analizar los medios publicitarios a nuestro alcance que se ajusten más a las necesidades de nuestro público mayoritario. Por ejemplo, si estas tratando de llegar a Millennials, las redes sociales constituirán una gran parte de tu presupuesto. Si, por el contrario, intentas llegar a personas mayores, la radio y la ROP podrían ser una mejor opción para ti.

Recuerda que nuestras acciones promocionales tienen que fidelizar a los clientes ya habituales y captar a nuevos clientes.

¿Qué comercios compiten por mis clientes?

Otra de las premisas que debemos tener claramente identificada es nuestra competencia directa. Saber qué hacen para aventajarlos o adecuarnos a sus promociones.

Hay que estudiar las promociones que hacen, que escaparate tienen, que productos ofrece, etc. De esta forma, podremos ver a qué tipo de público están buscando y utilizar este conocimiento para ajustar nuestra oferta y promociones.

Por ejemplo, si tienes una tienda de zapatos y ves que las otras dos tiendas no están ofreciendo zapatillas para la casa modernas y cómodas, entonces puedes hacer una promoción específica sacando ese producto al frente en tu escaparate para diferenciarte de la competencia y atraer al tipo de cliente que quiere ese producto concreto.

Tienes que dedicar tiempo a pensar e investigar antes de diseñar la visión para nuestro comercio y luego integrarlo en tu plan de marketing anual.

¿En qué se diferencia tu comercio de la competencia?

Este punto es muy importante. Cada día existen más comercios y debemos pensar de forma específica cómo vamos a diferenciarnos de nuestra competencia. Tenemos que crear algo diferente que aporte valor a nuestros clientes.

No seas ingenuo, las frases hechas no valen. Deja atrás lo generalista, frases como “tendremos un excelente servicio al cliente”, “ofreceremos los mejores productos”, etc. Esto ya no es suficiente. Estas frases están exactamente en la misma línea del plan de negocios de nuestra competencia y tenemos que diferenciarnos de ella. Ofrece algo distinto y original. ¡Piensa en eso!

En definitiva, saber cuál es nuestro público objetivo, cómo llegar a él, quién es nuestra competencia y qué hacen nuestros competidores permitirá que nuestro negocio realice una estrategia de Retail Marketing diferenciadora. Nuestros clientes deben involucrarse en el proceso de compra y obtener una experiencia satisfactoria.

Previous post

El escaparatismo, clave para comunicar la mejor oferta en estas 2 peluquerías de Madrid

Next post

Estrategia de segmentación de público para un evento de apertura

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *