Home»Ideas y estrategias para decorar»Decoración de interiores y exteriores»Claves para organizar el diseño interior de tu tienda de forma atractiva y rentable

Claves para organizar el diseño interior de tu tienda de forma atractiva y rentable

0
Shares
Pinterest Google+

Distribuir bien la superficie de tu comercio es muy importante para conseguir la mejor experiencia de tus clientes. La distribución ideal responderá a las características de cada tienda, conoce las claves que debes seguir en tu diseño interior para conseguir el mejor resultado y vender más.

Diferenciamos primero entre el área de ventas y la parte destinada a cajas de cobro, almacén. Debemos intentar destinar un 70-80% de la superficie al espacio de venta.

Los principales objetivos comerciales que buscamos son:

– Maximizar la experiencia de compra de nuestros clientes consiguiendo q el tiempo de permanecia sea alto

– Hacer fácil la localización de productos

– Conseguir que el cliente recorra y descubra la tienda en su totalidad

– Fomentar la compra por impulso

Primer contacto

Tenemos que tener muy presente que el cliente accede a nuestra tienda a partir de un primer contacto con el escaparate. Por lo tanto en el umbral no debemos defraudar las expectativas generadas y debemos ser consecuentes con la imagen que hemos presentado en el exterior. Es vital tener una entrada bien iluminada que invite a pasar a la tienda, que provoque una primera impresión del interior de orden y buena visibilidad de los productos o servicios. En una tienda de estética tenían en la entrada unas sillas muy cómodas, un juego de te oriental y un catálogo con los servicios que ofrecían. Te invitaba a entrar, a sentarte y conocer de forma relajada lo que te podían ofrecer.

La tendencia natural de un consumidor cuando entra en un establecimiento es circular en sentido contrario de la agujas del reloj. Por lo tanto, en la zona a la derecha de la entrada, crearemos un  primer espacio para que nuestro visitante reciba un impacto atractivo sobre los productos expuestos, que serán los que te aporte máxima rentabilidad, los nuevos o de temporada.

 

Ruta interior

A partir de este punto debes conseguir que los clientes sigan caminando y no den vuelta atrás y abandonen la tienda. Una ruta circular es una buena solución para dirigir el flujo en la tienda. Puedes utilizar algún vinilo en el suelo que indique una ruta y despierte su curiosidad para seguirlo. En una farmacia pusieron en el suelo unos vinilos que, a modo de juego, te mostraban una imagen de una báscula y te hacían preguntas para ver si te animabas a comprar productos para adelgazar. También puedes poner un cartel llamativo al final de un pasillo.

visual-vinilo-suelo-farmacia

Secciones de productos

Nos debemos preguntar donde y por qué vamos a ubicar cada sección de productos similares. El consumidor agradecerá un orden lógico y racional marcada por las características de los productos que vendemos. Algunas secciones han de estar próximas a otras por su carácter complementario, mientras que a su vez deben alejarse de otras por su posible incompatibilidad. Los productos de atracción, que son los que más se venden, deben estar situados lo más distantes posible entre sí, para que de este modo el cliente recorra en su búsqueda  la mayor superficie posible.

Lo productos de compra impulsiva se ubicarán cercanos a las cajas de pago y al camino que recorrerá. De esta forma cuando se encuentre con ellos se podrá animar a cogerlos. Realiza cambios de ubicación coincidiendo con fechas importantes en tu plan de marketing. Por ejemplo en San Valentín puedes exponer los productos relacionados con un cartel especifico.

Los productos de compra reflexiva precisan de una zona amplia para que no existan incomodidades u obstáculos la  la hora de reflexionar. Si es posible crea un espacio personal que aíslen al cliente y le permita estar a gusto el tiempo necesario.

Conoce a tu público y ofrece espacios pensados para ellos. Un buen ejemplo de ello es una pequeña pastelería con una zona para tomar el café, que había reservado una esquina para los niños. Simplemente un suelo protegido, unos vinilos en las paredes y unos pocos juguetes. Muchos padres han tomado buena nota de que pueden ir alli a tomar un café y pasar un rato más tranquilo mientras sus hijos juegan en ese espacio.

Zona fría y zona caliente

El diseño del interior es un proceso siempre en movimiento que debemos estudiar y cambiar si fuese necesario. Observando a los clientes identificaremos dos grandes zonas de ventas en función del flujo de circulación: zonas calientes y zonas frías. Una zona caliente es un área por el que el cliente transcurre de forma natural, siendo muy transitada. La zona fría esta localizada fuera de esta circulación , por lo que es menos transitada. Los puntos calientes suelen ser las zonas muy bien iluminadas, las especialmente decoradas, cercanas a las cajas, lugares de espera y la zona central del establecimiento. Si observamos que una zona de la tienda no es visitada y queremos que si lo sea,  podemos cambiar el diseño de la tienda para favorecer el transito o crear una zona caliente artificial con elementos que llamen la atención (carteles, iluminación, decoración…)

En esta tienda utilizan unos carteles explicativos del uso de los productos que invitan a acercarse y descubrir que se está ofreciendo.

INTERIOR-CARTEL-ATRACCION

Pasillos

Si el diseño interior de tu comercio tiene pasillos debes buscar un punto intermedio entre pasillos muy amplios y pasillos estrechos, ya que podrías estar perdiendo superficie de exposición o hacer que los clientes se sintiesen incómodos.

Puedes tener un pasillo de aspiración, que son los más amplios, comunica a través de una línea recta el punto de acceso con el fondo con el objetivo de dirigir a los visitantes al fondo. Suele ser el más atractivo.

Caja

Si has creado una ruta circular, lo normal es que los clientes terminen a la izquierda de la entrada. Ese será el punto optimo para situar la caja. Aunque muchas veces también nos la encontramos al final del establecimiento para conseguir que el cliente tenga que recorrer toda la tienda una vez que haya adquirido un producto para poder pagarlo. Esta decisión también depende del tamaño y el diseño de la tienda. Por supuesto es fundamental que tengas un control de la tienda. Si la línea visual no te lo permite instala cámaras de vigilancia que extiendan tu control a todos los puntos.

Invierte el tiempo necesario para conseguir un buen diseño interior.

Previous post

Realiza un programa de fidelización en 7 pasos

Next post

¿ Cómo recuperar y fidelizar clientes de una peluquería?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *